19.01.2018

Topkapi

  José María Arroyo Oliveros

Tras la daga del sultán

Elizabeth (Melina Merkoúri) nos mira a los ojos y nos invita a que la sigamos al interior del Museo de Topkapi. Una vez allí, nos revela su propósito: robar la gumía con incrustaciones de esmeraldas del Sultán. Y es que Elizabeth sólo tiene dos grandes pasiones en la vida: los hombres y las piedras preciosas. Para ese golpe sólo puede contar con el mejor. Acudirá a proponérselo a su antiguo amigo-amante, Walter (Maximiliam Schell) . Es el Leonardo da Vinci del robo y cómo todo buen artista desprecia el uso de la violencia para obtener ese fin. Su planificación no permite dejar un cabo suelto y por eso contará para ese golpe con gente experta pero sin antecedentes policiales. Todos ellos serán unos especialistas perfectos en cada tarea asignada. Y para dar un golpe perfecto necesitan también la inestimable colaboración de un perfecto idiota, el bueno de Arthur (Peter Ustinov). La intervención de la policía secreta turca, alertada por otro entrañable idiota, Geven (Akim Tamiroff) obliga a ir variando la planificación del robo, pero no trastocará el modo diseñado por Walter para entrar en el palacio-museo. A partir de estas premisas asistiremos a un vertiginoso carrusel de acontecimientos que sólo confluyen en una única meta y cuyos protagonistas principales son nuestros ladrones, digo nuestros porque el público desde el primer minuto de la película decidirá también formar parte de la banda.

Dassin demuestra con Topkapi y anteriormente con Rififi que, en otras circunstancias de la vida, habría sido un ladrón excelente. Vuelve de nuevo a demostrarnos como se puede realizar un gran golpe sin disparar un solo tiro. Hoy en día parece que este tipo de “gestas” contra la propiedad privada no suponen una novedad llamativa pero en 1960, si exceptuamos las excelentes películas de la Ealing, no había otra cosa que pistoleros con antifaz y pasamontañas atracando a punta de pistola. Los procedimientos del robo  en Topkapi son tan bellos y espectaculares que muy pocos directores posteriormente se han resistido a copiar algo de ellos. Brian de Palma en Misión Imposible, no se “cortó un pelo” a la hora de fotocopiar el acceso a una cámara acorazada, para indignación de Dassin que posteriormente al estreno de este film se quejó de que de Palma no hubiese tenido la decencia de mostrarle en público o en privado el más mínimo agradecimiento por la idea original de la que este último debería ser  tributario. (...)

Creditos

Director: Jules Dassin

Producción: F-H Productions

Productor: Jules Dassin

Guion: Monja Danischewsky (según la novela de Eric Ambler)

Fotografía: Henri Alekan

Música: Manos Hadjidakis

Dir. Artístico: Max Douy

Montaje: Roger Dwyre

Intérpretes: Melina Mercouri, Peter Ustinov, Maximilian Schell, Robert Morley, Jess Hahn, Gilles Segal, Akim Tamiroff

Duración: 120 minutos

Idioma: inglés

Títulos relacionados

07.02.2017

07.02.2017

21.02.2018

21.02.2018

21.03.2018

21.03.2018

18.04.2018

18.04.2018

02.05.2018

02.05.2018

30.05.2018

30.05.2018

09.01.2018

09.01.2018

09.01.2018

09.01.2018

10.01.2018

10.01.2018

11.01.2018

11.01.2018

12.01.2018

12.01.2018

16.01.2018

16.01.2018

17.01.2018

17.01.2018

18.01.2018

18.01.2018

19.01.2018

19.01.2018